Tratamiento del dolor

¿Qué es el dolor?

El dolor es un término general que describe sensaciones incómodas en el cuerpo. Proviene de la activación del sistema nervioso. Todo el mundo conoce esta sensación desagradable. Sin embargo, la intensidad y la duración del dolor son diferentes para cada persona. En cualquier caso, el dolor es limitante y simplemente molesto. Cuando tienes dolor, quieres deshacerte de él rápidamente.

Al mismo tiempo, el dolor actúa como una señal de advertencia del cuerpo. El dolor dirige la propia conciencia hacia la parte del cuerpo que necesita atención porque existe un problema. El dolor agudo ayuda a detectar las molestias físicas a tiempo. Es un dolor con una causa clara (una enfermedad o lesión específica) y dura unos días o semanas. El dolor crónico, por otro lado, puede considerarse un estado patológico, puede tener su origen en estados psicológicos, no tiene un punto final reconocible y dura mucho tiempo.

¿Cómo surge el dolor muscular?

El dolor muscular te pone de los nervios, en todos los sentidos.
El dolor se desencadena por estímulos físicos, térmicos o químicos que superan el límite de tolerancia personal. 

  • Se estimulan los propios receptores del dolor del cuerpo (nociceptores). 
  • Los impulsos son procesados a través de la médula espinal y se transmiten al cerebro.
  • Cuantos más impulsos lleguen, más fuerte será la percepción del dolor.

Los impulsos de dolor no solo se transmiten desde la médula espinal al cerebro, sino que también se procesan en forma de reacciones reflejas:

  • Un número creciente de impulsos de dolor, por ejemplo, debido a una mala postura permanente y al dolor asociado, significa un aumento de la actividad refleja, lo que provoca un "calambre" del músculo esquelético.
  • Los músculos acalambrados reciben menos riego sanguíneo y contribuyen a mantener el estado doloroso.

En cuanto a los métodos de tratamiento sin fármacos, ¿qué puedo hacer con el dolor muscular?

El uso de estímulos de temperatura como tratamiento es un remedio eficaz y sin fármacos para aliviar el dolor. Los estímulos de temperatura al enfriar o calentar el área dolorida compiten con el estímulo de dolor en el punto de transición de las vías nerviosas hacia la médula espinal en la transmisión al cerebro y, por lo tanto, conducen al alivio del dolor.

Los impulsos de dolor no solo se transmiten desde la médula espinal al cerebro, sino que también se procesan en forma de reacciones reflejas:

  • Un número creciente de impulsos de dolor, por ejemplo, debido a una mala postura permanente y al dolor asociado, significa un aumento de la actividad refleja, lo que provoca un "calambre" del músculo esquelético.
  • Los músculos acalambrados reciben menos riego sanguíneo y contribuyen a mantener el estado doloroso.

Terapia de calor para el alivio del dolor

La terapia de calor es la aplicación terapéutica de calor en el cuerpo, lo que produce un aumento de la temperatura de los tejidos y un alivio del dolor. La termoterapia actúa aumentando la temperatura del tejido, induciendo la relajación muscular, aumentando la circulación sanguínea, promoviendo la curación de los tejidos y disminuyendo la percepción del dolor por parte del cerebro.

ThermaCare® libera calor localmente de forma continua a una temperatura constante y controlada, que penetra profundamente y actúa en diferentes niveles para aliviar el dolor: aumenta la temperatura del tejido profundo induciendo la relajación muscular y reduciendo el tono muscular, aumentando así la amplitud de movimientos; induce un aumento del flujo sanguíneo y ayuda a la recuperación del tejido; activa los termorreceptores que estimulan el tejido profundo, los cuales inhiben las señales nociceptivas a través de la médula espinal y reducen la percepción del dolor en el cerebro.

ThermaCare® tiene las siguientes propiedades:

  • La temperatura terapéutica de la aplicación de aproximadamente 40 °C.
  • El calor actúa constantemente durante 8 horas.
  • El calor penetra profundamente en los músculos tensos y en el tejido dolorido.

Preguntas más frecuentes

¿Qué es el dolor?

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) define el dolor como una "experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con daño tisular real o potencial"*. Por lo tanto, el dolor suele ser una señal de advertencia del cuerpo. Nos indica que existe un problema en el cuerpo.

*Treede et al. (2019). “Dolor crónico como un síntoma o una enfermedad: la Clasificación de dolor crónico de la IASP para la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11)”.

¿Qué es el dolor muscular?

El dolor muscular es un dolor en los músculos causado, por ejemplo, por una lesión, inflamación, sobreesfuerzo, distensión, esguinces o tensión en el músculo.

¿Cómo surge el dolor muscular?

Cuando se produce una lesión en el cuerpo, los sensores del dolor envían mensajes de dolor a través de la médula espinal hasta el cerebro, el cual a su vez responde frente a la amenaza.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor muscular?

El dolor muscular se puede aliviar con muchas opciones de tratamiento, entre ellos procedimientos farmacológicos y no farmacológicos. Entre los tratamientos no farmacológicos, la terapia de calor ha demostrado tener efectos positivos sobre el dolor, la movilidad y la flexibilidad de los músculos endurecidos.